Imagen del proyecto VastWaste, de ögze Samanci, en Electronic Fields 2023.

Volver atrás

VastWaste. Özge Samanci

  • VastWaste se podrá ver en el Ayuntamiento de Reina, del 27/10 al 5/11.

VastWaste, de Özge Semanci (Esmirna, Turquía), es una instalación de realidad virtual basada en datos, que ilustra los paralelismos y la interacción entre la contaminación marina y la basura espacial.

En tiempos, los seres humanos considerábamos que los océanos no tenían límites y, por tanto, era imposible contaminarlos, hasta que creamos la Gran Isla de Basura del Pacífico. El mismo patrón se está repitiendo ahora respecto al espacio exterior.

Las actividades humanas han dispersado millones de objetos en la órbita terrestre. Como no hay fricción, los desechos viajan a 18.000 mph, por lo que incluso pequeñas motas de pintura pueden provocar choques explosivos.

En la actualidad, hay unos 4.000 satélites operativos en la órbita terrestre y la cantidad de basura espacial ya se encuentra en un punto crítico. Las agencias espaciales estadounidense y europea la rastrean y maniobran las naves espaciales para evitar colisiones.

Todavía no se conoce ninguna solución para mitigarla, pero si la cantidad de basura espacial supera una masa crítica, cada colisión provocará más colisiones, en una reacción en cadena conocida como efecto Kessler. En última instancia, los futuros lanzamientos de naves espaciales desde la Tierra podrían resultar imposibles.

VastWaste genera un efecto Kessler, siempre cambiante, acompañado por una banda sonora basada en datos. En esta instalación, los satélites giran en función de la velocidad de la basura marina, que se calcula utilizando las corrientes oceánicas y los vientos del océano. A su vez, el número de fragmentos que caen al océano está ligado al uso humano de los satélites, simbolizado por el número de tuits por segundo.

La música generativa varía en cada jugada en función de las colisiones, el número de fragmentos, su contacto con la superficie del océano y su descenso a las profundidades marinas. Los seres humanos observamos la contaminación marina con satélites, y enterramos los satélites muertos en nuestros océanos. El futuro de estos dos vastos espacios está entrelazado.

Sobre Özge Samanci

Özge Samanci, artista multimedia y novelista gráfica, es profesora asociada en la Facultad de Comunicación de la Universidad Northwestern (Illinois, Estados Unidos). Sus instalaciones interactivas han sido expuestas internacionalmente, en la Siggraph Art Gallery, el festival FILE, Currents New Media, el Tech Museum of Innovation, la Bienal WRO Media Art, el Festival Internacional de Artes Digitales y Nuevos Medios de Atenas, Piksel e ISEA, entre otros.

Su novela gráfica autobiográfica Dare to Disappoint. Growing Up in Turkey (Farrar Straus Giroux, 2015) recibió la atención de la prensa internacional, fue reseñada positivamente en The New York Times y The Guardian, entre otros muchos medios de comunicación, y se ha traducido a seis idiomas.

Sus dibujos han aparecido en The New Yorker, The Wall Street Journal, Slate Magazine, The Huffington Post, Airmail, Guernica y The Rumpus, entre otras cabeceras. En 2017 recibió el Premio Berlín y fue becaria Holtzbrinck de Artes Visuales en la Academia Americana de Berlín.

Más información sobre Özge Samanci